El candidato del PP a la alcaldía de Zaragoza, Jorge Azcón, se ha comprometido en las inmediaciones del antiguo instituto Luis Buñuel “a terminar con las prácticas sectarias que han venido caracterizando las políticas de la izquierda municipal en los últimos años”. Azcón ha puesto de ejemplo precisamente la cesión del Luis Buñuel, otorgada por ZeC a la asociación que fundó Pedro Santisteve “para convertirla en sede oficiosa de la izquierda radical, organizar sus actos y hacer caja”.

El candidato popular ha pegado en la puerta del edificio una placa simbólica que imita a las que identifican todos los centros cívicos del Ayuntamiento con el objetivo de reivindicar la necesidad de que “estas instalaciones estén abiertas a todos los zaragozanos” y de reiterar su compromiso de terminar con la “cesión sectaria a los amigos de Santisteve” si el Partido Popular gobierna en el Ayuntamiento de Zaragoza.

El candidato a la alcaldía ha querido recordar que fue en este edificio de titularidad municipal donde se invitó a dar una charla a una terrorista de los GRAPO con nueve asesinatos a sus espaldas y que solo el Partido Popular dio la cara para denunciarlo. Por eso, ha indicado que “el Luis Buñuel es una metáfora perfecta de lo que han sido los últimos años de gobierno de la izquierda, del sectarismo de ZeC, del precio que el PSOE ha estado dispuesto a pagar por conseguir su sillón y de la oposición del Partido Popular ante los despropósitos de Santisteve”.